lunes, 18 de agosto de 2014

El Baile de Verbena Más Grande Del Mundo


Por Dairo Barriosnuevo*

El popular comunicador de radio Ralphy Polo.

Para día sábado 17 de mayo de 1987, el primer programa especializado en música africana y afrocaribeña de Barranquilla “Arriba Caribeño” del comunicador de radio Ralphy Polo, en la desaparecida emisora popular “Radio Piloto” en la banda de frecuencia AM, quien para entonces, se atrevió a realizar en sociedad con Carlos Miranda: Camir Espectáculo, lo que para muchos fue considerado como una hazaña, la de organizar el baile de verbena más grande del mundo, un maratónico baile de grandes proporciones, bailadores, melómanos, coleccionistas, picoteros y todos lo que allí estuvimos, jamás olvidaríamos.

Ralphy Polo y Carlos Miranda, reunieron en un mismo baile, las diez mejores máquinas de sonido, la más grandes y potentes del Caribe Colombiano, a pesar de la problemática social por la que atravesaba la ciudad en ese momento, gracias a las permanentes batallas entre las diferentes pandillas juveniles que había en ese momento, lo que generaba una resistencia entre las comunidades de los barrios del sur de Barranquilla, y que calificaban este acontecimiento como una locura, la de sacar adelante semejante pantagruelismo sonoro musical.

El sitio escogido para la fiesta fue un enorme lote ubicado en la calle 30, vía al aeropuerto en la entrada al barrio El Hipódromo de Soledad, donde hoy se encuentra funcionando un célebre centro comercial de la ciudad, el sitio era llamado como La Caseta La Zona. Desde muy temprano por la mañana, uno a uno iba llegando los camiones cargados con su aparataje musical, sobre ellos encaramados, la comitiva de muchachos dispuestos a cargar y descargar el pesado sonido. El maratónico baile estaba programado a partir del mediodía, donde los bailadores y melómanos estaban dispuestos a soportar y bailar doce horas de música estridente y sin parar.

A pesar de que la tarde estaba gris y pasada por agua, a cada rato rociaba un fino sereno que iba y venía, los afiebrados más entusiastas ya se encontraban haciendo fila y en expectativa de ir por su boleta y entrar, mientras que la mayoría, curiosos y mirones aguardaban a las afueras y alrededor del corral. 

Durante las pruebas de sonido, al momento en que le correspondió el turno al picó El Dragón y ante su potente golpe de sonido, la gente en común acuerdo exclamo "no jodaaa" 

Ese día estuvieron ahí presentes, desde la gente bacana que le gusta todo este viaje de la música picotera y verbenera, los melómanos, los coleccionistas de música, los muchachos que siempre bailan solo, en pareja y en grupo, dentro y fuera de baile, hasta las temidas pandillas de las diferentes localidades de Barranquilla, como en el caso de Los Alacranes y Los Poteras entre otros del sur occidente, Los Breacking, Los Menudos, Los panelas del sur oriente, barras proveniente de los municipios de Soledad y Malambo, entre muchos otros grupos reconocidos de muchachos de la época, acompañando y haciendo barra a su picó favorito.


El Sibanicú, El Que Prefieres Tú.

El cartel de picós ya estaba presente y eran los siguientes: El Dragón, El Chileno, El Sibanicú, El Británico, El Concord, El Solista, El Junior, El Rojo, El Gran Fredy y por supuesto, El Timbalero, quien se presento a media noche por tener el compromiso de tocar en el barrio Nueva Colombia, al sur occidente de Barranquilla.


El Dragón, El Verdadero Campeón.

Para la época cada picó llevaba lo suyo, su música, la que tenían y lo que la gente esperaba que pusiera…o sea, que alguien que no perteneciera a ese mundo, que no conociera el contexto musical picotero, no podía entender o asimilar, lo que ahí estuviera sonando y escuchando, pues, cada disco tiene su propia historia particular dentro de este complejo mundo musical.

Otra presentación estelar fue la que hizo el picó El Rojo con el lanzamiento de los disco "Nostalgie de Africa" al que aquí le apodaron "El Fantástico” al igual que "Au Revoir Adely" al que le acuñaron “El Candao” ambos temas del cantante "Tchico Tchikaya" y la orquesta "Les Officiers Of African" aunque según una de las fuentes consultoras, dice que El Timbalero ya los había sonado y degustado. 

Otro de los grandes éxitos musicales que allí surgieron gracias al picó El Rojo fue "Zouke Zouke" de "Pepe Kallé" más conocido en nuestro medio como "El Enano."

De igual forma se estrenó el tema musical "Ambiance Dificile" de "Woya Band" y que en nuestro medio picotero y verbenero, recibiera los siguientes tres nombres: "San Blas, Jarrón y Popeye." todos estos éxitos a través de la programación de un gran picotero como lo es Cesar Romero (El Boqui).


El Rojo, La Cobra de Barranquilla.

La gran revelación del momento fue el picó El Gran Fredy con su gran éxito musical "Mes Amis" del cantante africano "Jean Raph Loumbet" cuyo nombre popular en estos bailes es “La Nueva Innovación” el cual era como su carta de presentación en cada una de sus actuaciones, de igual manera, otro corte con este mismo artista "Laisse Toi juger" al que también se le conoce con el apelativo de "El Yoyo." Claro, que en ese momento habían picós allí presentes que ya lo tenían, como en el caso del Solista y el Nuevo Junior de Soledad.

En la fiesta de esa misma noche, se volvió a escuchar otro éxito original: "Dis Moi Qui Es Tu?" del cantante africano "Sah´ Lomon" con la orquesta "Les Officiers Of African" esta vez desde los parlantes del Gran Fredy, por cierto, un tema musical emblemático, por tratarse de un disco que fue exclusivo por muchos años y al que popularmente le llamaron "La Panama"  

Otro de los discos que El Gran Fredy sonó esa noche fue "Indoda Yejazi Elimnayama" de “Amaswazi Embelo” disco sudafricano que en nuestro medio picotero, lo bautizaron como “El Boli”

El Gran Fredy, La Revelación Del Momento.
Recuerdo que en la programación musical del Nuevo Junior sonaron los discos: "Helena I.O.A." y "Kass Kass Mama Helena" del músico africano "Passi Jo" claro que para entonces, este long play ya no era el único había en la ciudad, varios de ellos se les había suministrado a otros picós. 

Para la mayoría de los que estábamos ahí, presentes en la maratónica fiesta, esperábamos con mucha ansiedad la entrada triunfante del picó más importante desde finales de los años 70, lo que iba de la década de los 80 y principios de los 90, me refiero al picó El Timbalero, el cual estaba programado para hacer su presentación inmediata mente llegara y así fue. Era la media noche y abrieron un portón por donde entro el camión, la nave del Timbalero, se abrió el espacio para instalar la consola, la pesada caja de música, la caja de las esquineras o columnas y un par de poderosos bafles, uno más grande que el otro, mientras de fondo en ese momento estaba sonando el picó El Sibanicú.

Esta es quizás, la única foto existente de este macro evento. 

Llego el momento esperados por todos y El Timbalero prendió su sonido, pero El Solista también lo hizo y su sonido los arropo a todos, porque venía preparado con una máquina de válvulas al vació grandes, lo que popularmente llaman “veinte tubos de teteros” la potencia de sonido jamás vista en un picó hasta entonces, y fue cuando se armó el desorden. La consola del Solista estaba protegida y dentro de un camión furgón.

Para sorpresa de todos los allí presentes en ese baile, la música que empezó a programar El Solista fueron los discos exclusivos más populares y emblemáticos del Timbalero. La gente boquiabierta no podía creer lo que oía, discos como "Take Cover" de Jairo Jiris Band, conocido en nuestro contexto verbenero como “La Metralleta” 

Otro tema como "Nostalgie" de Lita Bembo y Stukas Boys al que le llamamos “Los Pelaítos” 

Otro de los célebres cortes del Timba, “El Pujón” el cual todavía hoy, es uno de esos discos huérfanos, porque permanece en el anonimato, no se sabe de quién o qué orquesta es la propietaria.

El viejo Víctor Alemán, propietario del Timbalero, sus amigos, fieles seguidores y fanáticos lo cargaron en hombros y lo pasearon por todo el baile como si se tratara de una vuelta olímpica.

Víctor Alemán, propietario del picó El Timbalero (Q.E.P.D.) 

Se armó una bronca por aquí, otra por allá, algunos revoltosos descamisados, las botellas y los bancos volaban por el aire, la gente corría para protegerse, se metían debajo de las mesas, los bancos se usaban como casco protector y El Solista prendío sonando.


El Solista, El Que Llena La Pista.

No sé cuántos heridos hubo esa noche, tampoco recuerdo haberlos visto, solamente vi correr a la gente para todos lados, ahí terminó una de las verbenas más grandes que se haya realizado en Barranquilla, mientras la noche seguía pasada por agua lloviznando.

Nota Bibliográfica:

Fuente de información: Luis Meza, Álex Alemán y Cesar Romero.
Fotos del archivos de Africolombia
Foto de Alfonso Petardo Durán
Foto de Alex Hoyos


*Artista Plástico e Investigador Cultural

martes, 29 de julio de 2014

EL COREANO N.1 de la década de los 70 en Barranquilla


Por Dairo Barriosnuevo *

Dagoberto Hernández en la consola del picó El Coreano N.1 en la década de los 70.

En el caribe Colombiano, especialmente en la ciudad de Barranquilla, desde hace ya más de cuatro décadas, existe un nombre que evoca a la fiesta, a la alegría, al baile, al goce, es sonido, es música, estridente color...ese nombre es nada menos que El Coreano N.1, y es corresponde a un picó. Para los que todavía no saben de que se trata, es lo que en el exterior llaman un sound system, es un aparato de sonido de gran volumen, que fue creado por un señor barranquillero llamado Concepción Hernández (Q.E.P.D.) a mediados de la década de los 70, quién tuvo un par de hijos al igual que él, melómanos, y que se destacaron porque eran los que comandaban desde la consola, la más brillante programación musical de ese momento en la ciudad de Barranquilla y toda la región, ellos son: Dagoberto Hernández y Cesar Hernández, admirados y seguidos por los amantes de la música picotera de entonces en la ciudad.


El Coreano N.1 de Barranquilla, el oficial, el de década de los 70 

Una vez conversando con el crítico de arte y melómano de salsa, Evarísto Camargo, me decía una frase como para enmarcar: "Cesar y Dagoberto Hernández son los mejores programadores de música del mundo." 

En una de las tantas conversaciones que tuve con el que siempre se hizo llamar "El Más Grande" Cesar Hernández, (Q.E.P.D.) quien murió el 29 de junio de 2013, le hice una pregunta que muy seguramente, muchos en vida, se la preguntaron ¿de donde es que proviene el nombre de El Coreano?

Sepelio de Cesar Hernández publicado en julio de 2013, diario Q`hubo. 

Cesar me decía que ese nombre se debió a que el viejo Conce, tuvo un sobrino, el cual quería y estimaba mucho, o sea, uno de sus primos, el cual murió hace ya como unos cuatro años, eso fue unos meses antes de que también el mismo Cesar, se nos adelantara con su alegría hacia el más allá, me decía, que este sobrino, cuyo nombre fue Alfonso Navarro, hizo parte de aquel memorable batallón Nº 1 de Colombia, para combatir en la lejana, ajena y sangrienta guerra de Corea, de modo que...Alfonso fue herido en uno de los combates, lo regresaron vivo a casa, sin embargo, le amputaron una de sus piernas, pues bien, gracias a ese terrible suceso de índole personal y familiar, al viejo Conce se le ocurrió transformar este trágico acontecimiento, en algo que significara todo lo contrario, en este caso que significara fiesta, alegría parranda, no solo para su familia, sino para todo el pueblo barranquillero.

Interpretación del Coreano N.1 dibujo en técnica de lápiz de color, 50 X 70 cm. Por Dairo Barriosnuevo 

En aquella década de los 70, el nombre del Coreano se posesionó y lidero en los sin números de bailes de verbena que había en Barranquilla, al lado de otros grandes aparatos sonoros que también hicieron parte de este mismo sistema de música y sonido picotero, nombres como El Gran Pijuán, El Timbalero, El Rojo, El Gran Torres, El Sibanicú, El Solista, El Gran Fidel, El Sicodélico, El Isleño, entre algunos otros.

Interpretación del Coreano N1, dibujo en técnica de lápiz de color, 1 X 70 cm. por Dairo Barriosnuevo 

El legado musical que en otrora, impuso El Coreano N.1, todavía prevalece como música viva, porque todavía hace parte de los programas de música de la radio local, haciendo parte de ese imaginario colectivo y popular que identifica al barranquillero popular, al verbenero, el salsero, el africanero y por supuesto el champetero.

Recreación del Coreano N.1 pintura acrílico sobre lienzo, 1 m2 por Dairo Barriosnuevo

Concepción Hernández fallece el 31 de diciembre de 1979 y con él también desaparece la memorable y original caja sonora pintada y decorada por el también fallecido Belisario de la Mata (Belimasth). 

Ya en los 80, aparecen nuevas versiones de aquel épico y mítico Coreano N.1, haciendo parte como uno de los socios Dagoberto Hernández con el reconocido técnico picotero "Italo Potencia Gallo" sociedad que se disolvió en muy corto tiempo. Luego Dagoberto saco una nueva versión del Coreano en sociedad con Adolfo Arrieta, modelo este de muy poca duración. Posteriormente, se unen Italo Gallo y Adolfo Arrieta para sacar un nuevo aparato de sonido al que llamaran "El Coreano Mayor" al cabo de un tiempo, Italo queda solo como propietario y administrando por largo tiempo durante toda la década de los 80.

Luís Melao y Dagoberto Hernández, con el sueño de sacar nuevamente al ruedo, la versión de un nuevo Coreano. 

Dagoberto por su parte, se asoció con el fallecido Polo Martines, sacando una vez más El Coreano N.1, aparato este que luego pasara a manos de un nuevo administrador de nombre Johnny Carbonel (Arce) y permaneciera por muchos años como El Coreano del barrio Siete de Abril de Barranquilla. 

De este mismo nombre también aparece a lo largo de varios años, el célebre estadero de música salsa "El Coreano" en pleno bulevar del barrio Simón Bolívar. 

El Coreano Mayor de Italo Potencia Gallo.

En esta nueva era del siglo XXI, en la que nuevamente emerge el diseño del parlante escaparate o el también llamado turbo, El Coreano Mayor de Italo Potencia Gallo, no solo se mantiene a través de los años, lustro, décadas, sino que ahora se impone como una de las mejores y la más poderosa máquina de sonido que hay en este momento en la ciudad de Barranquilla.   
  
Notas Bibliográficas:

Entrevista: Cesar Hernández, Evaristo Camargo, Luis Meza.

Portada del disco Salsa Picotera N.2

Fotografía: diario Q´hubo 1 de julio de 2013


Fotografía de Luciano Barraza


Fotografía archivos de Africolombia

Fotografía archivos de Fukafra


* Artista plástico e investigador cultural.
       




lunes, 16 de junio de 2014

LOS NUEVOS ENCUENTROS PICOTEROS...

Por Dairo Barriosnuevo*

EL MASTER
de Luis De La Salas (Lukasaro)
Barrio Las Moras de Soledad 
Desde hace ya algún tiempo, entre dos o tres años, en los barrios del sur de la ciudad de Barranquilla, se disparo una especie de fiebre, una repentina proliferación de nuevos equipos de sonido que son creados y bellamente decorados, al mejor estilo que solo un barranquillero lo puede hacer. Me refiero a los equipos de sonido de enormes parlantes o bafles, los cuales tienen una curiosa forma de escaparates, y que son convertidos en un precioso y portentoso objeto de arte. Esta bellamente decorado, de modo que a la primera vista, cautiva, y entonces, no queda otra que contemplar: ¡Que imagen! ¡que colores! y como si fuera poco, también se puede oír y escuchar, el sonido que brota de los parlantes. Algunos de ellos tienen un hermoso sonido, eso sí, conservando la distancia, porque suena, y de que manera, es como una tremenda detonación continua y permanente. Es el sonido que en la costa del caribe antillano se conoce como El Picó colombiano, porque también los hay en otros lugares del caribe como en el caso de Los Sound System de Jamaica, Los Sonideros de México, Las Mini TK de Venezuela...y no pare de contar.

EL GRAN PIJUAN
de Luis (Chicho) Eljaiek y Gabriel Llerena (Pastrana)
además de su pintor de planta Gerson Costa
Barrio La Alboraya de B/quilla.
Después de observar muy detenidamente, llegamos a la conclusión de que el picó colombiano es una especie de nuevo tambor contemporáneo: electrónico, mecánico y digital. Claro está, que este fenómeno picotero, tampoco es que sea tan novedoso, en un pasado no tan remoto, reinaron no solo en la ciudad de Barranquilla, estaban regados por toda la región del caribe colombiano. Cuentan los que lo vieron y vivieron desde un principio, en esta, su forma tradicional, la cual me parece genial, año de 1967, se tomaron todos las formas de baile que se hacían para la época. estamos hablando de las décadas de los 70 y 80 y todavía a principios de los 90, se resistían a desaparecer, sin embargo, se extinguieron porque fueron reemplazados por la aparición de nuevos modelos de aparatos con una tecnología de sonido más avanzada.

EL COREANO
de Dagoberto Hernández
Barrio El Bosque de B/quilla
Durante las décadas antes mencionadas, los picós más importantes de la ciudad, porque algunos hicieron lo que llaman un (good will), un buen nombre a través del tiempo, adquirido con lucha y tesón, llenando baile tras baile, porque lo que cotiza es que el aparato venda la taquilla y mueva el torniquete, un activo de gran valor frente a la competencia o terceros, dentro de este mismo sistema de sonidos. Ahora los picós más celebres de la plaza, solamente hacían sus presentaciones musicales en los eventos multitudinarios, en los bailes de cielo abierto llamados verbena, animar la fiesta de un baile familiar era como exponerse y perder un poco el posicionamiento de la plaza, el prestigio luchado y adquirido a través de ese buen nombre.

EL GRAN FREDY
de Álvaro (El Caimán) Rodríguez
Barrio Santo Domingo de B/quilla
Con el paso de los años los bailes de verbena dejaron de pertenecer a las comunidades de los barrios populares, a donde asistían familias enteras a disfrutar y compartir de este mismo escenario, para gradualmente, pasar a manos de minoritarios grupos de pandillas juveniles, con sus inexplicables disputas territoriales: esquinas, cuadras, avenidas y barrios enteros, que solo están demarcados en sus imaginarias y violentas riñas y batallas entre los jóvenes, además, de que los bailes, poco a poco, fueron asociadas no solo con el consumo de alcohol, también con el consumo de todo tipo de drogas alucinógenas, lo que definitivamente termino por estigmatizarlos.

EL BRITANICO
de Orlando Becerra (El Boina)
Barrio Las Nieves de B/quilla 
Como si fuera poco, las comunidades de los barrios siempre considero, o creyó, que la responsable de todo este tipo de problemas de violencia y riñas entre los jóvenes, era ocasionada e incitada por la música, especialmente, la programada por estos aparatos de sonido. En la década de los 70, la música que predominaba en la programación de verbena era La Salsa, en los 80 la música Africana o la que en su momento le llamaron Champeta. Ya en los 90, la música de predilección de los verbeneros fue La Champeta Criolla. Cada una de estas modalidades musicales en su momento, cargaban con esa maldición de ser las responsables de todo lo malo que sucedía en los bailes y sus alrededores.

EL BABY DE ORO
de Alberto Oro
Otro de los aspectos negativos para los bailes de verbena y el picó, es que estos últimos crecieron demasiado en su capacidad de volumen de sonido, lo que de alguna forma, fue generando resistencia en las comunidades, donde frecuentemente, se hacían o se hacen estos bailes. Las permanentes quejas del vecindario hizo que las autoridades, de una manera permanente, estuvieran encima vigilando y controlando los decibelios de estos enormes sonidos.


EL ROJO N.1.
de Luís Salazar
Barrio Los Andes de B/quilla
Cuentan los organizadores de baile, que el peor de todos los males que le ha podido caer a los bailes tradicionales de Barranquilla, son los innumerables requisitos y permisos que hay que tramitar ante las autoridades de gobierno distrital, para poder llevar a cabo una de estas actividades y que todavía garantice algo de utilidad en cuanto a las ganancias económicas.     
EL REY
de Abdala Or
Barrio los Robles de Soledad 
Si los bailes de verbenas eran para ir a escuchar música, bailar solo o en pareja, tomar trago y pasar sabroso compartiendo y haciendo vida social con los amigos y conocidos, pero ante todo, en los bailes especiales donde hay o había encuentros o duelos de picós, aquellos mano a mano musicales, a donde se estrenaban los nuevos discos exclusivos, que serían, o son los éxitos de los próximos bailes de verbena, en medio de toda esa problemática social anteriormente expuesta, de alguna forma, ha empujado a los amantes de la música verbenera, entre los que se encuentran melómanos, bailadores, picoteros, coleccionistas y aficionados de la música y demás, para crear e inventarse un nuevo espacio, un nuevo escenario, para los llamados encuentros picoteros, los cuales eran parte de los apasionantes bailes de verbena, y con ellos, la reactivación y la puesta en circulación de la nueva música, propia de estos encuentros musicales y que al final, llegan para convertirse en los nuevos éxitos de los bailes de verbena.

Añadir leyenda
Ahora los estaderos de música en la ciudad de Barranquilla, en especial los días domingos y festivos, acondicionan sus espacios locativos y reciben la visita de uno que otro picó de bafles y sus seguidores, con los diseños y formas de escaparate que en otrora, décadas de los 60, 70, 80 y 90, con toda su bella decoración pictórica tropical y por supuesto, que con toda su música en acetato original, a la manera de museos ambulantes, que desde un pasado glorioso memorable, hacen uso de su maravilloso discurso comunicativo musical, para hacer bailar a todos los allí presentes, en este nuevo escenario, aunque en esta nueva ola picotera, también hay nuevos actores con nuevos nombres dentro de este circuito de música y goce alterno y/o plaza musical.
EL SONISTA
De Gustavo López
Barrio La Chinita de Barranquilla.

Pero ¿quienes son los que mayoritariamente asisten a estos nuevos encuentros de música picotera? es por lo general un público de gente adulta y otra gran parte de gente mayor en edad, aunque no deja de haber uno que otro joven por ahí, en medio toda esta muchedumbre, amantes del  buen sonido y de la buena música representada en la cultura de la llamada pasta musical, donde cada uno de estos acetatos de colección, puede llegar a costar una fortuna, de acuerdo a la particularidad de cada uno de estos temas musicales. Este espacio o escenario es una alternativa a los ya existentes bailes de verbenas, que en estos tiempos, se considera es para las nuevas generaciones, o sea, los pelaos, quienes crecieron manejando otro lenguaje musical con aparatos de sonido mucho más grandes y complejos, al estilo amplificación, los cuales enfatizan mucho en el show de los animadores musicales, aunque la música sea la que pase a un segundo plano, por la cantidad de efectos de sonidos y mezclas que le enciman a los discos, y es entonces, cuando la música pasa a ser llamada con el apelativo despectivo de "guarapo." una recreación barata de la música que ha sido editada por los hoy llamados disc jockeys, con todos los ingredientes electrónicos anteriormente expuestos.   

EL CICLÓN
de Lorenzo Ruiz
Barrio El Santuario de B/quilla
Actualmente, los encuentros picoteros más destacados se presentan en los estaderos de música "Rico Son" del barrio El Bosque, prontamente se trasladara a la carrera 8 del barrio Las Palmas, "Los Recuerdos de Ella" del barrio El Bosque, "El Miuller" en el barrio Nueva Colombia, "La Deportiva" y "La Bombonera" del barrio Las Nieves, estadero "Salsa Fredy" en el barrio Santo Domingo, "El Gran Rey" en el Centro de Barranquilla, entre algunos otros.


Fotografías: varios perfiles del facebook, grupo del Facebook: Melómanos de la Música Verbenera, archivos de Fukafra.

*Artista Plástico e Investigador Cultural.



lunes, 7 de abril de 2014

EL TAMBOR AFRICANO DEL CARIBE COLOMBIANO

Por Dairo Barriosnuevo*

La nueva era de los aparatos de sonidos, sound system, pickup en inglés, picós en costeñol, en la ciudad de Barranquilla, a la manera de las décadas de los 60, 70 y 80, ahora los sonidos siguen siendo electrónicos, mecánicos y en algunos casos digitales.

EL TIMBALERO
de Alex Alemán y Over Gutiérrez
Barrio Las Nieves de Barranquilla.

Según el profesor Sadid Ortega la palabra "picó viene del sustantivo pickup, una sola palabra, que literalmente significa lector (según el diccionario de términos técnicos del inglés de Javier Collazos, 1986). Es decir pickup es el dispositivo mecánico del tocadisco que termina en una aguja que es el encargado de leer la música grabada en los surcos del disco. Es el brazo del tocadiscos. El pueblo, por sinécdoque (sinécdoque es cuando se toma la parte por el todo) adoptó la palabra pickup (picó en español) a todo el equipo, a todo el escaparate musical" 1.

EL COREANO
de Italo (Potencia) Gallo
Barrio Simón Bolívar de Barranquilla



Según el periodista Marco T. Barros Ariza dice que "los primeros picós que funcionaron en Barranquilla, hoy llamados equipos de sonido fueron los siguientes: el de Domingo Rodríguez, más conocido como el viejo Domingo. Residía en el barrio de tolerancia o  barrio Chino. Comenzó a funcionar en el año de 1939. El de Félix Ruíz, quien era peluquero y vivía en calle de Jesús, carrera El Porvenir (calle 37, carrera 30), frente al Parque Almendra Tropical, funcionó desde el año de 1939. El de Juan B. Sarmiento, año de 1942, residenciado en calle  Murillo, carreras Bocas de Ceniza y Vesubio (calle 45 carrera 27, esquina). La hora de pickup en el año de 1939 costaba un peso." 2
EL MASTER
de Luis De La Salas (Lukasaro)
Barrio de las Moras de Soledad
Al referirnos a un picó, sin duda, es tratar sobre música alegre y festiva, al referirnos a los baile de verbena, es tratar sobre la fiesta del barrio, pues bien, el sociólogo Edgar Rey Sinning trato este asunto de la verbena citando al escritor y periodista  Juan Gossaín: “para ser productiva una verbena debe tener un buen picó, o mejor, una verbenea para que este buena (bacana) para un barranquillero necesita tener un picó de gran calidad y con los últimos éxitos del momento, igualmente le pasa  a una reina popular de barrio que quiera tener un buen palacio real” 3
EL ROJO
de Julio Pereira
Barrio Buenos Aires de Barranquilla


Al referirnos a un picó, sin duda, es tratar sobre música alegre y festiva, al referirnos a los baile de verbena, es tratar sobre la fiesta del barrio, pues bien, el sociólogo Edgar Rey Sinning trato este asunto de la verbena citando al escritor y periodista  Juan Gossaín: “para ser productiva una verbena debe tener un buen picó, o mejor, una verbenea para que este buena (bacana) para un barranquillero necesita tener un picó de gran calidad y con los últimos éxitos del momento, igualmente le pasa  a una reina popular de barrio que quiera tener un buen palacio real”4
EL ISLEÑO
Luis Carlos Cantillo
Barrio Rebolo de Barranquilla  

Entre el picó y los bailadores hay un nexo comunicativo que podríamos considerar mágico y encantador, muy similar al que se describe en el cuento infantil llamado El flautista de Hamelin de Sergio Ciprés, pues, así como las ratas de ese cuento universal siguen como por hechizo, las notas musicales de aquel flautista, de igual forma los champetúos y melómanos de este contexto picotero y verbenero, siguen los sonidos musicales de la máquina de sonido de la cual les ofrece lo que ellos desean escuchar.      

EL DRAGÓN
de Wilfred Guerrero
Barrio El Bosque de Barranquilla.
"Al abordar el picó como objeto de estudio semiótico, podemos afirmar que esta máquina que reproduce la música y nos lleva al éxtasis, representa el grito de liberación de los bailadores, los fanáticos y propietarios . Ese grito represado que no lo pueden dar durante la semana, lo emiten a través del picó. El picó es el vehículo de escape que nos conduce fuera de la rutina por medio de su discurso musical, con ritmos propios de la herencia racial de los bailadores. El picó congrega a sus seguidores como por arte de magia. Cuando comienza a sonar, empiezan a llegar los bailadores de todas partes, atraídos por ese trepidar cadencioso que les penetra en toda el alma y les hace hervir la sangre. Ya no es el tambor que los convoca a la usanza de los primitivos abuelos africanos: ahora en estos tiempos modernos el que reune la tribu es el picó"5          
EL AFRICANO
de Angel Correa
Barrio Las Nieves de Barranquilla


Mc Lane también hizo una descripción muy asertiva cuando se refirió a este apasionante tema picotero "Colombia como cualquier otro lugar del Caribe tiene la propiedad de improvisar. El picó es la ingeniosa contribución de Cartagena a la tecnología caribeña. El picó es...la mejor forma de conocer este aparato es compenetrándose con él.
EL KING NANDO
de los hermanos Nando y Klayr Iriarte Ortíz
Barrio La Sierrita de Barranquilla

Abrirse paso entre la gente joven en su mayoría negros cartageneros hasta llegar a la cabina de Noraldo Iriarte, más conocido en los alrededores de la ciudad como CHAWALA - El Capo N.1. El equipo de chawala parece como un proyecto de ciencia secundaria...dos tocadiscos Technics puestos en una caja de madera (consola) con luces rojas, espejo de mano, cinta reflectiva, y una imagen de La Virgen del Perpetuo Socorro; un amplificador de tubos irradiando calor, conectado a una gran cantidad de cables, que más bien parece una comida de espagueti italiano; y un par de cajas de seis pies de altura, pintadas al estilo grafiti con el retrato de EL REY."5     
EL CONCORD
de Mario Fabregas
Barrio Las Palmas de Barranquilla.

Por su parte Donaldo Donado Viloria describe este ritual verbenero diciendo "Como cualquier andamiaje de circo, de los brazos de varios hombres, palancas de acero, terraplenes y rodajas, para transportarlo  desde su habitual a los diversos lugares de trabajo.

Este huracán musical se escuchaba más allá de cinco kilómetros a la redonda, por lo tanto, en la noche de baile o verbena, nadie dormía en el barrio.


Este volumen desbocado fue el resultado de una competencia creciente entre los diferentes dueños de picós, con la anuencia de los bailadores y el público en general, en búsqueda del respaldo, de prestigio y de jugosos contratos con los porfiados organizadores de baile." 6



EL COLOSO
de Fabián Narvaez
Barrio Rebolo de Barranquilla

Nos encontramos este escrito de J. Clemente Orózco en un diario de Cartagena "Son grandes aparatos capaces de hacer vibrar, emocionarse y salirse de sí a la muchedumbre, son tan grandes que mucha gente los ha llamado escaparates, recordando ese mueble utilizado para guardar la ropa almidonada que luego era sometida al calor inclemente de una plancha al carbón. Suenan tan fuerte que muchos otros los llaman los tumba techos. Son como héroes, han resistido el paso del tiempo, perfeccionándose y aguantándose y aguantando la avalancha de gente que los degusta y de la otra que los condena."7 

LA FANIA
de Reynaldo Alvarez
del barrio Ciudadela Metropolitana de Soledad

Juan Gossaín escribió un texto titulado "El Picó, Alma y Nervio del Carnaval" y preguntó lo siguiente: "¿Alguien se imagina lo que sería una verbena sin un picó estruendoso, que no hiciera estremecer los cimientos de la casa o las palmas del caballete? No sería verbena ni sería ná. Sería un bailecito ahí, de medio pelo, como una primera comunión" 8   

EL NEGRO RUMBERO
de Edwar Uparela y Luis Meza
Barrio Las Nieves de Barranquilla

Edgar Rey Sinning citando a David Sánchez Juliao dijo lo siguiente: "Realmente un picó es bullicioso, estrepitoso, pero indudablemente metido en el espíritu del ñero natural o adoptivo y del mismo costeño en general. Un picó en una verbenea es mucho más importante que la reina, es decir, el picó en un elemento vital y decisivo del carnaval Barranquillero."9 

El SOLISTERO
de Luis Rodríguez (El Capo)
Barrio La Luz de Barranquilla 
Nelson García, refiriéndose a un aserto de David Sánchez Juliao, quien declaro que "después de haber buscado el carnaval de Barranquilla durante dos años, lo había encontrado en las verbenas de barrio animadas con picó, y señaló el picó como la cara oculta del carnaval."10 

El Gran Torres
de Gregorio (Goyo) Sarmiento
Barrio Carrizal de Barranquilla
"Para los pobres y marginados, en cambio la verbena representa un ritual festivo de renovación y de liberación del espíritu de los pasado y difícil que resulta la vida cotidiana. De ahí que la verbena se puede hacer todos los fines de semana y días festivos del año. En Los carnavales podríamos hablar de algo así como una feria de las verbenas durante los cuatro días seguidos. Decimos entonces que el carnaval se extiende durante todo el año, al menos con las verbenas de cada fin de semana"11
  
Añadir leyenda
"Así mismo, la presencia de la carnavalización que permanece en Barranquilla, es inherente a las difíciles y adversas condiciones socio económicas de esta ciudad, en donde todo el mundo es consiente de que la supervivencia solo es posible mediante la transferencia de las dificultades del diario vivir a la risa, a lo cómico (eco)"12


Fotografías: varios perfiles del Facebook y aficionados, Africolombia, Fukafra, grupo del facebook Melómanos De La Música Verbenera.

Nota Bibliográfica:

1. ORTEGA PEREZ, Sadid, Picó, Música y Carnaval. Documento presentado en el foro sobre El Carnaval en el Teatro la Facultad de Bellas Artes De La Universidad Del Atlántico, febrero 4 de 1999.

2. BARROS, Marco T. Columna ¿Sabía usted que... Diario La Libertad. Barranquilla 1 de dicembre de 1994.

3. GOSSAIN, Juan. Citado por SINNING, Edgar Rey. Joselito Carnaval. Libro Ediciones Costa Caribe, 1992-1997. Op. Cit., P. 84.

4. ORTEGA PÉREZ, Sadid. Estudio Semiótico De La Verbenea y El Picó. El Heráldo Dominical, Barranquilla 10 de febrero de 2002. P. 5.

5. MC LANE, Daisann. Los Toreros Del Tocadisco. Diario The New York Times. Mayo 23de 1993. Traducción: Manuel Reyes Bolaños (MANREBO)

6. DONALDO VILORIA, Donaldo. ¿Puede morir el picó? Revista Solar, Bogotá, 14 de abril de 1996, . P. 8 y 9.

7. CLEMENTE OROZCO, J. El Picó. Diario El Universal, Cartagena, año 1990.

8. GOSSAIN, Juan. El Picó: Alma y Nervio Del Carnaval, Revista, Barranquilla Gráfica, Febrero de 1985, P. 56-57.  

9. SANCHEZ JULIAO, David. Citado por SINNING, Edgar Rey. Joselito Carnaval. Libro Ediciones Costa Caribe, 1992 - 1997, P. 84

10. GARCÍA PERTUZ, Nelson. La Verbena y El Picó. Documento-investigación, Barranquilla 1998. Centro de Documentación de Comfamiliar.

11. ORTEGA, Sadid. Op. Cit, P. 5.

12. ESCAMILLA, Julio, et al. Procesos De Semiotización En El Carnaval De Barranquilla De Fin De Siglo. Libro del primer encuentro de investigadores del carnaval de Barranquilla, Universidad Del Atlántico, 1999.. P. 12. 

*artista plástico e investigador cultural. 


miércoles, 26 de marzo de 2014

LOS TROTAMUNDOS DE LA MÚSICA AFRICANA Y EL CARIBE

Por Dairo Barriosnuevo*

Estos son entre muchos otros, algunos de los personajes, "melómanos" que se han dado a la tarea de ir en la búsqueda de música por todo el caribe antillano, Europa, Estados Unidos y hasta el mismo continente de África, música que se ha quedado extraviada circulando y sonando desde el año de 1970, en ciudades como Barranquilla y Cartagena y toda la región del caribe colombiano. Ellos, quienes desde un principio y sin proponérselo, con toda esa música traída de tan lejanas tierras, han creado todo un fenómeno de cultura urbana contemporánea, la cual es toda una pasión entre los coleccionistas de música, picoteros, melómanos y bailadores, cuyo escenario central de toda esta permanente fiesta, en la que estamos inmersos, son los bailes de verbena, eso sí, poniéndola a tronar a través de los enormes sistemas de sonidos, los cuales en Colombia son los llamados picós.  

LUIS CORTES
OSMAN TORREGROSA

DONALDO GARCIA

DAVID BORRAZ PAZ

HERNAN AHUMADA (RASPAO)

HUMBERTO CASTILLO

WILFRIDO HINCAPIE (PILO) Q.E.P.D. 

YAMIRO MARIN ARIAS

JAIME FONTALVO ( JIMMY MELODÍA)

EL FLECHA


LUCAS SILVA

ALFONSO (PETARDO) DURAN

CARLOS MONTES ALCALA


Con estas pocas líneas escritas, pretendemos hacer un merecido reconocimiento para todos estos trotamundos, cada uno a su manera y forma peculiar de hacer safaris musicales por el mundo entero, para la complacencia y diversificación rítmica, del oído de un pueblo deseoso de alegría y felicidad como el nuestro, en este nuestro caribe colombiano.

Fotografías: perfiles del facebook

*Artista Plástico e Investigador Cultural.