lunes, 29 de junio de 2015

Luis Cantillo Coronado, Una Joven Promesa De Las Artes Plásticas.

Por Dairo Barriosnuevo*

Luis CantilloCoronado


Bodegón. vinilo sobre cartón.

Es un joven que nace el 9 de junio del año de 1995. Reside en el popular barrio Rebolo, en la localidad del sur oriente de Barranquilla.


Alcoba. Aguada sobre cartulina, 35 X 25 Cm.


Calle 17 con Bocas de Ceniza. Aguada sobre cartulina: 35 X 25 Cm 

Luis Cantillo es un joven talentoso, con una gran destreza en el oficio de las artes plásticas, actualmente, hace parte de un grupo de niños y jóvenes, que vienen teniendo una asesoría en dibujo y pintura, a través del proyecto Casas Distritales de Cultura, de la secretaria de Cultura de Barranquilla, el cual pretende, que en sus proyectos de vida, vayan incorporando unos buenos hábitos, unos propósitos, unas causas para luchar y hacer realidad unos sueños, como los de ser un nuevo y destacado artista plástico para la ciudad y región.

La casa de los abuelos. Aguada sobre cartulina: 35 X 25 Cm.


Casa del sector. Aguada sobre cartulina 35 X 25 Cm.

Luis Cantillo se viene levantando en medio ambiente agreste y rudo, a donde la violencia es más que evidente y prima de muchas formas, su vecindario es un pequeño mundo con muchos problemas de tipo social, en el que jóvenes como él, fácilmente se pierden, el tabaquismo, el alcohol y las drogas alucinógenas, además de la permanente violencia entre grupos de pandillas, sus fronteras imaginarias, hacen parte de esa terrible cotidianidad, así que, para él, es apenas oportuna, la intervención de parte de la secretaria de Cultura de Barranquilla, a través de sus programas de formación en artes, como en este caso, le llegue, ofreciéndole la posibilidad de crear una oportunidad, para formarse, y poder pensar y soñar, ver más allá, de lo que le brinda ese, su vecindario.

Arroyo de Rebolo. Aguada sobre Cartulina, 35 X 25 Cm.



Bodegón. Aguada sobre cartulina, 35 X 25 Cm.

Para este segundo semestre del año 2015, Luis Cantillo hará parte, como alumno del proyecto de la EDA: Escuela Distrital de Arte de Barranquilla, de donde muy seguramente, saldrá como un profesional técnico, de las artes plásticas.

Referencia en vivo y al natural


Aguada sobre cartulina, 35 X25 Cm.

Como lo podemos apreciar, todos sus ejercicios y prácticas artísticas, son tomadas bajo las referencias de modelos en vivo, a través de apuntes y pinceladas del natural.

Agradecimientos:

Luis Cantillo Coronado
Fotografía: Fundación Cultural Afroamericana (Fukafra)
Proyecto: Casas Distritales de Cultura.
Secretaria de Cultura de Barranquilla.

*Docente e Investigador Cultural 

sábado, 27 de junio de 2015

Ijesha progressive un on Kano (El Cua Cua) de Sir Shina Adewale

Por Dairo Barriosnuevo *

La portada del disco

Enlace del disco en Youtube: https://www.youtube.com/watch?v=jHDRdFfTrY0

Las personas que de alguna forma, hemos tenido la oportunidad de ir a los bailes de verbena y demás, a donde el picó El Dragón hace sus presentaciones musicales, sabemos, que una de sus estrategias comunicativas para lanzar la música de su exclusividad, es, la de probar o cuadrar el sonido de este mismo aparato, con el disco que él (Wilfred Guerrero) quiere que le llegue al público que permanentemente le sigue.

Picó El Dragón

Los bailadores y melómanos, con expectativa y mucha ansiedad, se acercan al sitio, o el punto de intervención de la ciudad, con el ánimo de ver y oír todo ese ritual que significa el montaje, no solo del escenario, sino del aparataje de sonido, a donde se lleva a cabo la fiesta del barrio, y es entonces, cuando El Dragón, desde el primer instante, en el que pone a sonar el disco, anuncia, el que será el éxito que propone o recomienda para esa noche de rumba.

De esta manera, para el año de 1997, fue que dio a conocer uno de los discos más populares de su programación musical, cuyo título en el idioma Yoruba es: “Ijesa progressive un on (kano)” del músico nigeriano “Sir Shina Adewale” y la orquesta; “Superstars International.”

El respaldo de este álbum musical

Wilfred Guerrero, quien es el propietario del picó “El Dragón Turbo Láser” además de ser su picotero, quien por décadas, es uno de los más populares de la ciudad de Barranquilla, dice que a este disco, le llamaron “El Cua Cua” para poder identificarlo, porque cierta parte de su melodía, al tararearlo, por efectos de la onomatopeya, parece decir: Cua cua.

La pasta original del disco

El disco en mención es en ritmo “Juju” uno de los más destacados estilos de música nigeriana que se conocen, fue producido en el año de 1978, bajo el sello disquero “Wel-Kadeb Record” de Nigeria. El disco tiene dos largos mosaicos, uno por cada lado, en esta ocasión, El Cua cua corresponde a un fragmento del lado “B”

El Nuevo Latino de los hermanos Zuluaga

Consultando sobre el pasado de este disco, a personas que de alguna u otra manera, que a través de los años, han vivido el fenómeno del picó y la verbena, son varias las voces que aseguran, que el picó El Nuevo Latino del Barrio El Valle, al sur occidente de Barranquilla, para principios de la década de los 80, ya lo programaba.

Wifred Guerrero dueño y picotero del picó El Dragón.

Wilfred nos cuenta, que el antecedente más lejano de este Long Play, en el mundo picotero es para finales de la década de los 70, permaneció inactivo y sin reconocimiento en la caja de música de El Gran Pijuán, subestimado por considerarlo un disco muy difícil para la plaza, sin embargo, llegó a sus manos gracias a que se lo compró al fallecido picotero de El Coreano: Cesar Hernández, de modo que, solo a finales de la década de los 90, cuando empezó a ponerlo, fue entonces, cuando la gente comenzó a pedirlo, hasta convertirlo en uno de los grandes éxitos de El Dragón, con el que cada fin de semana, guerrea llenando las pistas de bailes, además, compitiendo en las diferentes e intrincadas contiendas musicales picoteras que se le presente.

Agradecimientos:

Wilfred Guerrero
Enlace de Youtube
Fotografía: perfiles del Facebook
Estudios de Fukafra



*Maestro en Artes plásticas, docente e investigador cultural.

Aimee (El Artista) de Aloa Javis

Por Dairo Barriosnuevo*

La portada del disco

Este tremendo éxito musical picotero y verbenero, hace aparición en la ciudad de Barranquilla para el año de 1983. La historia cuenta, que este disco se encontraba en la caja de música del picó El Coreano Mayor de propiedad del señor Italo “potencia” Gallo, que para entonces, tenía esta potente máquina de sonido en sociedad con el señor Adolfo Arrieta.


El Coreano de los años 80. 

“Aimee” es un corte musical que vino en un álbum llamado: Javis y les Idoles (Idolos) del músico: Josaphat Etoundi Aloa Mengue; Guitarrista autor y compositor de Camerún, en el género Bikutsi, aunque el tema de música corresponde al ritmo Soukous. Fue producido en el año de 1977, bajo el sello disquero Sonafric. El corte musical es el tercero y último de la cara dos.



Lo de llamarle con el piconema de “El Artista” es porque en el preámbulo del núcleo o la descarga del tema musical, exactamente en el minuto 3:07, como a manera de exclamación, el animador o cantante, parece decir “artista.”

Rolando Palacios (Picotero)

El veterano picotero Rolando Palacios, asegura, que este disco, éxito, se conoce en el caribe colombiano gracias William Santiago (QEPD) más conocido en el mundo picotero como el propio Cara e Burro.

Rolando destaca, que si lo llamaban por su nombre de pila, casi nadie, sabía de quien se trataba. Los amigos y colegas, de cariño, le decían este curioso apodo sin que él, nunca se molestara.

William Santiago (Q.E.P.D.)

Jorge “York” Palacios recuerda, que William Santiago, fue un picotero que paso por la consola de varios de los picós considerados grandes, de la ciudad de Barranquilla y Cartagena, por ejemplo: El Timbalero, El Guajiro, El Gran Fredy, El Británico, El Coreano Mayor, entre otros.

Jorge "York " Palacios

York Palacios confirma, que hizo parte de las pocas personas que estuvieron en su sepelio, a consecuencia de una penosa enfermedad, los colegas y amigos, melómanos y seguidores del mundo picotero y verbenero, que tanto compartieron y gozaron con él, se enteraron de su deceso con el paso del tiempo.
     
Orlando Palacios nos hace saber que William Santiago, se la pasaba por todos los barrios de Barranquilla, caminando, siempre con algunos discos bajo el brazo, revisando la caja de música de los picós pequeños. Le consta, que con frecuencia, hacía verdaderos hallazgos musicales, como en el caso del disco “Aimee” el cual era de un picosito del barrio La Chinita, y cada vez que William, iba a tocar, lo pedía prestado. Para ese momento, se encontraba tocando en El Coreano Mayor, a donde lo programaba y lo ponía como exclusivo.

José Luis Arrieta "Caché" (Picotero)

José Luis Arrieta (Caché) picotero, hijo de Adolfo, uno de los socios propietarios del picó El Coreano Mayor, compañero de torna mesa de William Santiago, dice, que el disco, reposaba en la caja de música, pero que no se le prestaba mayor importancia, hasta que un día, llegó el picotero Alex Alemán, hijo de Víctor Alemán, propietario del picó El Timbalero, quien lo pidió prestado por un tiempo, y lo empezó a programar, de modo, que el disco empezó a tomar importancia, acuérdese, que para la época de los 80, El Timbalero, era el picó más importante como lanzador de música en la ciudad de Barranquilla, y todo lo que ahí sonaba, era un éxito seguro en los bailes de verbena.

Alex Alemán 

José Luis “Caché”  recuerda, que cuando el disco Aimee, toma fuerza como exclusivo del Timbalero, la gente del picó El Coreano se lo reclama a Alex Alemán, para ellos seguirlo programando.

Luis Meza

Por su parte, Luis Meza, quien para entonces era el compañero de consola de Alex Alemán en el picó El Timbalero, asegura, que al cabo de un tiempo, les llega un nuevo ejemplar de este mismo disco, por medio de una persona a la que se le conoce con el apelativo de “El Pelúo” y que actualmente, reside en el municipio de Santa Rosa (Sur de Bolívar). Al poco tiempo, el disco Aimee o el artista, pierde el valor y la importancia que tiene, porque sale prensado en copias a través del mercado pirata local.

Agradecimientos:

Orlando Palacios
Jorge “York” Palacios
Jose Luis Arrieta (Caché)
Alex Alemán
Luis Meza
Fotos: Blog Africolombia y Fukafra
Enlace de You Tube

*Investigador Cultural   

domingo, 21 de junio de 2015

Aissa o “Los Pepes” del cantante congolés Pierre Moutouari

Por Dairo Barriosnuevo *

La portada del disco


Enlace de YouTube: https://www.youtube.com/watch?v=paHEaaL4qps

De la república del Congo, denominado también como el Congo de Brazzaville, nos llegó el álbum titulado Tout Bounge, el cual fue grabado a principios de la década de los 80, en los estudios Johanna, de la ciudad de Brazzaville, bajo el sello de “Consortium Mondial” el cual trae un hermoso corte en ritmo de Soukous llamado “Aissa” del cantante “Pierre Moutouari”

Como casi todo disco africano que suena en el contexto verbenero, el picotero lo pone y se deja gozar jalando la aguja del toca disco a partir del minuto 3:28 en adelante.

Picó El Son Africano

El antecedente más remoto, que se conoce de este éxito picotero y verbenero, es que fue un exclusivo del picó El Son Africano, de propiedad de la señora “Norma Zúñiga” eso fue aproximadamente entre el año de 1983-84, Picó cuya sede siempre fue el barrio afro de Nueva Colombia en la localidad del sur occidente de Barranquilla.

Norma Zuñiga y el investigador cultural Sidney Reyes

Sidney Reyes nos hace saber, que lo curioso de este caso, es, que una mujer como Norma, sea la administradora de un picó en un mundo en el que mayoritariamente, son hombres, machos duros, rudos, de muy poca escolaridad y con leguaje crudo, como lo es el mundo picotero. Norma hizo del Son Africano una fami empresa de recurso sostenible, desde hace ya varias décadas, desde el año de 1973, con el que ha podido sacar adelante a su familia.

Alberto "Beto" Ocha

Para los 80, uno de los picoteros encargado de programar y proyectar este disco, y otros, porque no era el único exclusivo de este picó, fue el veterano Alberto “Beto” Ochoa, además de Robinson Cañate y Antonio Navarro.

Beto nos cuenta que el piconema (falso nombre) que le acuñaron a este disco fue el de “Los Pepes” apelativo, que sin tener ninguna relación con este disco, se debió, al desaparecido cantante africano “Pepe Kallé” gracias a que en sector de los barrios El Valle, La Manga y Nueva Colombia, hubo un combo o grupo de jóvenes, no pandilleros, el cual les decían de esta manera y que eran seguidores del Son Africano y siempre le pedían este disco.

Picó El Timbalero

Para el año 1988, este disco en calidad de préstamo paso a manos del picó El Timbalero, gracias a la gestión de Luis Carlos Valenciano, más conocido en estos ambientes musicales como “El Cara e Coya” (QEPD) familiar del deportista Iván René Valenciano, quien lo recomendó y empezó a ser programado a través de los célebres picoteros Alex Alemán y Luís Meza.

Alex Alemán 

Para entonces, estos barrios de comunidades afro, eran y siguen siendo una fortaleza para la música africana en Barranquilla, plaza obligada para las presentaciones musicales del picó El Timbalero.

Aissa o Los Pepes fue un disco que desapareció de los ambientes verbeneros por casi una década, sin que todavía los comerciantes de música, lo llegaran a sacar en copias piratas en el mercado de música local.

Luis Meza

Luis Meza (Lucho El Que Sabe Mucho), para el año de 1999, nuevamente, lo reactivó a través de la torna mesa del picó “El Chamo” La Makro TK colombo venezolana, de propiedad de Gustavo Camargo. Solamente hasta ese momento, fue que el disco salió prensado en formato de CD, convertido ya en uno de los clásicos de música verbenera.

El Chamo, La Macro TK colombo - venezolana

De ahí del Chamo, el disco Aissa o los Pepes, paso a ser parte de la colección de música privada del picó El Dragón, que es a donde actualmente reposa.


Agradecimientos:

Sidney Reyes
Alberto “Beto” Ochoa
Alex Alemán
Luis Meza
Wilfred Guerrero
Fotografías: Facebook y Fukafra.


*Investigador Cultural.

sábado, 13 de junio de 2015

“EZI OYI” O “EL CESAR RINCÓN” DE “CHIKA EZENWA Y HIS OSCAR SYSTEM BAND”

Por Dairo Barriosnuevo*

Wilfred Guerrero, propietario y picotero del picó El Dragón

Enlace del disco en You Tube: https://www.youtube.com/watch?v=3nZ_HJ35Sk8

Portada del preciado disco "El Cesar Rincón"

Para el año de 1979 nos llegó al mundo picotero y verbenero de la ciudad de Barranquilla y Soledad, claro que pasado varios años, a mediados de los 80 fue que este disco le llego a la masa popular de bailadores, un sonido folclórico y caldereteado de un hermoso Highlife, cuyos coros y base percusiva, parecen evidenciar el singular e indómito sabor a selva y a tribu del África, proveniente de la nación de Nigeria.

Se trata del tema de música llamado “Ezi oyi” de la orquesta “Chika Ezenwa y His Oscar System Band,” lo cierto es que todavía hoy, en los tiempos de los adelantos de las comunicaciones, circula por ahí, la edición corta, de un audio en CD, o la grabación de un vinilo pirata desde hace ya varias décadas, lo cierto es, que todavía, es muy difícil conseguir un ejemplar original de este maravilloso long play.

El  Drágón Turbo Láser

Lo de llamarle “El Cesar Rincón” a este disco, no es que sea un homenaje al afamado torero, solo fue un pretexto que gracias al coro, que antecede a la descarga de la pieza musical, pareciera mencionar de manera repetida, ese mismo nombre, claro que no podemos negar, que coincide la pegada del disco con la brillante época del destacado torero a mediados de los 80.
    
Ezi Oyi es una frase del idioma “Igbo” de Nigeria, y que al traducir  al español significa “fresco,” es el primer y el único corte del lado A, que al parecer, se trata de un extenso mosaico que reúne varias melodías.


La producción musical fue grabada en los estudios de sonidos  Rogers Alls Stars “RAS” en la ciudad de Anambra, un estado de la nación de Nigeria.    
Osman Torregroza, quien fue el trotamundos responsable de traerlo desde la ciudad de París, afirma, que repartió tres de estos ejemplares para los picós del municipio de Soledad: uno para El Nuevo Junior, otro para El Solista y un tercero para El Melódico. Además, uno para el picó El Supersónico en la ciudad de Cartagena.

Hemos podido constatar que de aquellos L.P. en actualidad, solo existen dos ejemplares, uno perteneciente a David Gutiérrez propietario del picó El Melódico y otro que años más tarde, consiguió Wilfred Guerrero, dueño del picó El Dragón.

El Melódico, El Orgullo De Soledad, con  Roberto Barrios

Nicolás Gutiérrez, un veterano y habilidoso picotero que casi no le come cuento nadie, comenta como si fuera una de sus placas picoteras, que en el Municipio de Soledad, en este momento, no hay un picó que tenga más música de acetato original, que El Melódico: El Orgullo De Soledad.
Por su parte Wilfred Guerrero dice, que cuando adquirió esta pasta original, en la etiqueta del disco, decía con letras de marcador, El Solista.

Cuenta además, que este disco nunca sonó en Cartagena, aunque una vez en la caseta Son Palenque del barrio Nueva Colombia de Barranquilla, le vio el disco original al picó El Conde, sin embargo, puso a sonar otro corte al respaldo de esa misma producción musical.

Ángel Correa (Anco)

Ángel Correa (Anco) asegura, que el disco original: El Cesar Rincón, paso por la discoteca del picó “El Rojo” de Julio Pereira a mediados de los años 80.


Osman Torregroza

Osman Torregroza como veterano organizador de baile, le consta, que el picó El Timbalero, programo este disco, a principios de los 80 en su baile La Gustadera, para su sorpresa, resulto siendo, el mismo disco que tiempo atrás, le vendiera al picó El Supersónico de Alejandro Marúm (QEPD).


José Mow

Por otro lado, Osman dice, que hay un coleccionista de música africana llamado José Mow, quien posee uno de estos ejemplares, sin embargo, pertenece a los coleccionistas de ahora, de la nueva generación y que nada tiene que ver con la ruta histórica de los discos que él, en algún momento trajo.

Agradecimientos:

Osman Torregroza
Nicolás Gutiérrez
Wilfred Guerrero
Luis Meza
Ángel Correa
Fotos de Africolombia y Fukafra


*Artista plástico e investigador cultural 

jueves, 11 de junio de 2015

Gerson Costa, el iniciador del arte plástico picotero

Por Dairo Barriosnuevo*


Gerson Costa

Gerson Costa es un barranquillero que nace el 14 de octubre de 1947, alcanzó a estudiar la primaria. A la edad de 14 años, inició su larga carrera como publicista y lo hizo pintando letreros en los camiones cisternas, precisamente, aquellos que distribuían el agua en los barrios de invasión, al sur y a las afueras de la ciudad de Barranquilla.


Con el paso de los días, pintaba las placas de las rutas de los buses, más tarde ambientaba su interior, a los costados del techo, acuérdese de los sencillos y primitivos paisajes, incluso, hasta decoraba las cajas de las monedas en la cabina del conductor. Gerson se especializo en pintar y decorar buses por dentro y por fuera, realizando los letreros a las líneas de los buses de Trasatlántico, Loma Fresca, Transurbar, Trandíaz, Sobusa, entre otras. Posteriormente, abarcó los coloridos buses de la ruta oriental que cubren los pueblos a orillas del río Magdalena y que aún hoy, se estacionan en la plaza del Boliche en el mercado de Barranquilla.

El Isleño

Paso del período artesanal de la brocha y el pincel a la pintura de soplete, en actualidad la técnica que se impone son acrílicos adhesivos. Gerson hacía parte de una cuadrilla de pintores y colegas de oficio, por ejemplo: Gered Pinturita, Cesar Reyes, Édison Morales (Edimor), Ortiz, Olarte, son algunos de ellos. Claro, así como estos había otros grupos con los que se disputaban la plaza de una manera feroz. Después de cada uno de estos trabajos, bellamente acabados, debajo de la firma, estos artistas, a la manera de un jingle picotero, dejaban jocosas frases que decía: ¿Mamando? ¡Jódete! ¡Sin Tanto Bla Bla! ¡Cópiate Copión! ¡Tú Papá! ¡The Best!, ¡El Original¡ etc.


Gerson también pinto y todavía lo sigue haciendo, publicidad a pequeña escala o al detal, me refiero a los letreros de los almacenes, restaurantes, ferreterías, droguerías, misceláneas, panaderías, peluquerías, bares, cantinas, casetas, estaderos, refresquerías y un sinnúmero de negocios de la economía formal e informal, su firma permanecía plasmada por toda la ciudad.


El Gran Pijuán de Luis Eljaiek 

.Cuenta Gerson, que la primera persona en pintar un picó fue un señor de Cartagena llamado Máximo Forero (QEPD), cuya firma fue la de “Max Forero,” pinto el bafle del picó “El Perro” de Cartagena, de propiedad de Jesús María Villalobos. Max Forero era un pintor de galería y vivía del arte, se la pasaba ocupado produciendo cuadros por contrato para los hoteles de Cartagena.   


Jesús María Villalobos (QEPD) propietario del picó El Perro

Cuenta Gerson, que la primera persona en pintar un picó fue un señor de Cartagena llamado Máximo Forero (QEPD), cuya firma siempre fue la de “Max Forero,” pinto el bafle del picó “El Perro” de Cartagena, de propiedad de Jesús María Villalobos.


El Solista de Octavio Jinete

Después de que Max Forero pintara aquel bafle, los barranquilleros se reían, consideraban que eso era una corronchada cartagenera. Con el paso de los días, esta modalidad de pintar los alto parlantes, se extendió tan rápido, como una mala noticia, y es entonces, cuando aparece Gerson Costa, el cual incursionó pintando un picó llamado “El Niño Alex” al que más tarde se llamara “El Bronx” del señor Luis Eljaiek, luego “El Rojo” de Álvaro Reyes, “El Concorde” del japonés Tony Wong, luego “El Sibanicú” de Cristóbal Ruiz, “El Timbalero” de Víctor Alemán (QEPD), “El Isleño” de Luis Carlos Cantillo, “El Solista” de Octavio Jinete (QEPD) y muchos más.

El Diamante de Cartagena

Para finales de la década de los 60, Gerson, llego a ser un pintor tan popular que le permitió ser el dueño absoluto de la plaza picotera en Barranquilla. Fue tanta la demanda de su trabajo, que le tocó llamar como ayudante a Belisario De La Matta “Belimastth” (QEPD). Inicialmente trabajaron en sociedad. Mientras Gerson realizaba las letras, y los emblemas picoteros, Belimastth se encargaba de la imagen principal de los bafles.

El Gran Pijuán 

Gerson en su pintura, siempre fue rígido, limitado, copista, apoyado en referencias fotográficas de las portadas de los discos y revistas, en sus trabajos siempre destacaba la imagen principal en un solo plano, como recortada por la técnica de la plantilla y sin fondo, mientras que Belimastth, siempre fue más lírico y espontaneo, el cual comenzó a tener sus propios contratos y empezó a ser un reconocido pintor en el medio picotero. Guardando las proporciones, llego a ser como el Miguel Ángel Buonarroti dentro de este contexto pictórico local.

Belisario De La Matta Belimastth (QEPD)

Gerson dice, que a Belimásth se le subió la popularidad a la cabeza, llegó a creerse el mejor pintor del mundo, la emprendió contra él en una serie de comentarios desconsiderados e irrespetuosos, de igual manera contra otros colegas del momento, como en el caso de Edimor y Alsanders.

Gerson y Gabriel Llerena (Pastrana)

El Trabajo más célebre de Gerson fue “El Gran Pijuán,” el cual consiste, en el retrato de un enigmático personaje, elegantemente vestido y sentado en una silla de mimbre. La inquietud que naturalmente, produjo esta pintura, en todo espectador que lo viera u observara, era saber ¿de quién se trataba este personaje?

El supuesto retrato de Luis Eljaieck

El popular retrato dio mucho de qué hablar y hasta de especular, incluso, un cronista de la revista Diners: Juan Pérez López, hizo un parangón muy simpático, le encontró parecido al personaje con el propietario del picó Luis Eljaiek en la crónica “Los Picó de Barranquilla.” 1

Finalmente, se trataba de la contraportada del disco de salsa donde viene el éxito verbenero llamado “La Maestranza” cuyo retrato era del músico portorriqueño “Jose Juan Piñero Gonzales,” creador del llamado Sexteto Pijuán en la década de los 60.

Foto de la contraportada de Jose Juan Piñero Gonzales

“ISC: Usted sabía, que en Colombia existe una ciudad que es Barranquilla, donde la historia de su sexteto aún persiste en la salud musical del melómano local, cabe agregar que en las verbenas de sus populares carnavales, era una leyenda, ver y oír un aparato musical de dimensiones extravagantes, que tenía en su híper parlante la fotografía de uno de sus álbumes. Esos aparatos –ya son muchos- los denominan pickup, pero ese en particular lo bautizaron con el nombre sugestivo de “El Gran Pijuán

Pijuán: yo tengo una simpatía particular por el público colombiano. Nunca tuve la oportunidad de tocar frente de ellos, pero agradezco en su medida justa, de que por tantos años hayan estado atentos a mi trabajo musical y en verdad es una deuda de gratitud que tengo con ellos y si esta entrevista llega a oídos del público colombiano, aprovecho la oportunidad de parte de este servidor, para expresarles, que reciban muestras de genuino agradecimiento, por ser una fanaticada tan consecuente, leal, conocedora y de mucho respeto; de hecho me emociona y me llena de orgullo.” 2

Notas Bibliográficas:


Notas Bibliográficas:

1.   Pérez López, Juan: Los picós de Barranuilla; Revista Diners, febrero de 1983.

2.   Sanchez, Israel, Seda, Ian: La importancia de llamarse Pijuán:  http://www.herencialatina.com/Pijuan/Pijuan.htm, edición diciembre de 2006.

3.   Fotos de la revista Diners, Blog Herencia Latina, Donaldo Donado Viloria, Blog Africolombia y Fukafra, Salsa Picotera Vol. 1.


*Artista plástico e investigador cultural.